Mejor con software libre

“La libertad no es elegir quien será tu amo, es no tener amo”

(Richard Stallman, fundador del proyecto GNU/Linux)

dont_panic___ubuntu___linux_by_grilledchicken

Dont-Panic – Ubuntu + Linux by grilledchicken

   Llega un momento en el que toca decir ¡BASTA! Por coherencia. Y bajarse definitivamente del carro de los mecanismos de control. Regalarle un ciao -gratuito de verdad- a Facebook, a Tuiter, a Google, a Microsoft, a demás vainas asociadas…

   Los motivos para migrar a otras tierras libres son múltiples, y si a alguien se le ablanda la conciencia y quiere dar un paso más, expuestos quedan brevemente en base a tres líneas que resumo.

   1. Libertad. Aspecto magníficamente resumido en la frase del fundador de GNU/Linux que da inicio a esta página.

  El software libre significa que los usuarios de un programa tienen las cuatro libertades esenciales:

  • La libertad de ejecutar el programa como lo desee, con cualquier propósito.

  • La libertad de estudiar el funcionamiento del programa y adaptarlo a sus necesidades.

  • La libertad de redistribuir copias para ayudar a los demás.

  • La libertad de mejorar el programa y de publicar las mejoras, de modo que toda la comunidad se beneficie.

   Huelga decir la infinidad de demandas entre Apple, Microsoft y resto de empresas de programación y/o Internet por el derecho de patentes y los problemas de los usuarios y usuarias de Windows si el sistema no es original o si intenta actualizarlo o descargar aplicaciones (a menos que se dé de alta en una cuenta de hotmail, claro). Sin olvidar el criterio empresarial desde un inicio de Apple de negar la posibilidad de realizar la más mínima modificación en sus productos. Un IPhone ni siquiera puede abrirse.

   En el software libre todo se soluciona con un click de descarga en el propio gestor de paquetes del sistema operativo. Y nadie te va a poner una demanda o te va salir un cartelito de advertencia.

   2. Privacidad. Son de sobra conocidos los disgustos que ha de sobrellevar Edward Snowden por destapar el espionaje y el uso de datos por parte de las agencias y de todo tipo de empresas de Internet.

   Dos perlas del antiguo miembro de la CIA:

“Dejar de ser una sociedad libre por miedo al terrorismo es la única manera que tienen los terroristas de ganar”.

“La vigilancia no tiene que ver con la seguridad, tiene que ver con el poder”.

   “Si yo no tengo nada que ocultar”. Afirmamos. Vale, si además fuera verdad, pero soltaremos otra frasecita del susodicho: “Argumentar que no te preocupa el derecho a la privacidad porque no tienes nada que ocultar no es en absoluto diferente a decir que no te preocupa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir”.

   Aparte de lo ilógico del hecho de que absolutos desconocidos manejen datos e información privada que a lo mejor no sabe ni tu propia familia. Hay palabras que con solo teclearlas dentro de un navegador al uso y en un buscador privativo como Google o Yahoo suponen que salte la alarma al otro lado del mundo.

   Usando un SO libre, un navegador y unos buscadores alternativos no aparecen en las páginas webs ni los incómodos anuncios de venta de tus últimas búsquedas de zapatos o libros que te hacen pensar que, obviamente, tus datos son vendidos al mejor postor.

   En la propia licencia de uso de Facebook, que nadie lee, podemos encontrar: “Usted le otorga a Facebook el derecho irrevocable, perpetuo, no exclusivo, transferible y mundial (con la autorización de acordar una licencia secundaria) de utilizar, copiar, publicar, difundir, almacenar, ejecutar, transmitir, escanear, modificar, editar, traducir, adaptar, redistribuir cualquier contenido depositado en el portal”.

   3. Ética. No por ser la tercera es la menos importante, por mucho que se nos olvide.

   A mediados de 2015, salió a la luz pública la denuncia de Ender Dragon, trabajador de Microsoft, por su precaria situación laboral tras la nueva actualización de Minecraft, que le obligaba a permanecer en su puesto de trabajo durante toda la eternidad, literalmente. “Yo tenía un contrato firmado con Microsoft, en el cual me comprometía a luchar con cualquier jugador de Minecraft que accediera a la dimensión del ‘The End’, incluso con la posibilidad de perder la vida en mi puesto de trabajo”, comentaba el Ender Dragon. “Si moría, terminaba mi relación laboral y contractual con Microsoft”.

   Por su parte, Apple ha sido denunciada repetidas veces por ofrecer sólo un año de garantía en sus productos cuando por ley es obligatorio que sean dos.

   Hay poco más que decir, más allá de las propias políticas de empresa de las grandes compañías a nivel global, como las subcontratas para fabricación de productos en países en desarrollo, como el famoso paper “Apple and the human costs of production” sobre los abusos de Apple que ganara el premio Dark side case en 2014.

   Existe una cuarta razón, que debiera de convencer a todo usuario de la trascendencia de GNU/Linux y que, con divertido acierto, publicaron en un blog. Si Skynet, la Inteligencia artificial de Terminator que lidera la rebelión de las máquinas, hubiera sido creada basándose en software libre no haría falta buscar ni en el pasado ni en el futuro a su programador. Cualquier internauta la hubiera desactivado en un plis.

   Y en serio, os planto una invitación de lo más formal al software libre, a cambiar de hábitos. Aunque al principio cueste, o dé pereza… No se puede ser libre sin esfuerzo.

gnu logo usado por GNU Savannah

gnu logo usado por GNU Savannah