Obturador anal

   Hay una máxima tan poco precisa de explicación como los programas electorales y que todo el mundo sigue a rajatabla igual que un dogma incomprensible de la Santa Madre Iglesia: en caso de urgente necesidad si alguien debe de sufrir carencias han de ser los que menos posibilidades económicas tienen pues, suponemos, ya están más que acostumbrados a pasarlas canutas.

Así dicho puede sonar poco fino e incluso meridianamente doloroso para los oídos castos de los ricos e incluso, ¿por qué no?, de la clase media, tendente a lo acomodaticio a fin de no perder la relativa seguridad en la que suele navegar aun ausente de rumbo. El caso es que últimamente, y casi sin derecho a remisión, excepto a los ricos del todo o a los que deciden las estrecheces desde sus amplios sillones es al grueso de la tropa al que nos toca sufrir sus abstrusas determinaciones, que lo único que son capaces de demostrar es que su mundo y su realidad se parecen a la del resto de mortales en que a la postre van a diñarla igual, aunque con más pasta para provecho de gusanos y descendientes.

882886ab5b10ae806abbdacc63eecd01.png
alzheimer by chocolatenoir

Una de las últimas y desconocidas aplicaciones normativas es la de la reducción del número de absorbentes (los pañales de toda la vida) por persona con cargo a la Seguridad Social. No es que hasta hace cuatro días fueran la panacea: tres diurnos y uno de noche, aunque daba para ir tirando, pero ahora han reducido una unidad durante el día. Lo que esta cuestión quiere decir para oídos neófitos es que un enfermo de Alzheimer, una persona mayor encamada o en silla de ruedas que no puede ponerse en el baño, un anciano dependiente en todas las actividades básicas de la vida diaria, sólo tiene permiso para orinar dos veces al día y una vez por la noche con coste para la Sanidad que todos pagamos porque el resto de cambios de absorbente los va a tener que pagar su familia o su pensión de mierda o en su defecto quedarse empapadito, con los consiguientes problemas de escaras o heridas, hasta que toque la hora oportuna del cambio. Claro que si tienes medicación por incontinencia la generosidad del estado llega a tan alto grado que no hay recortes, te sigues apañando con los tres diarios y el nocturno, lo que tampoco es para tirar cohetes.

      También resulta curioso constatar que cuando al director de una residencia -posiblemente las entidades más afectadas por tamaña medida- se le ocurre la sencilla idea de pedir tal orden por escrito a su centro de salud no hay alma humana ni divina que sea capaz de estampar un sello que así lo atestigüe: “se lo podemos decir de palabra”. ¿Pero esto de quien depende?. Y a marear la perdiz. Menos mal que los responsables sanitarios de turno siempre sacan soluciones aplicables de debajo de la chistera. Por si algún auxiliar de gerontología, DUE, médico o gerente de centro de día o residencial tiene la oportunidad de leer esta indignada entrada de blog paso a detallar un par de las que aportaron, de manera verídica aunque nadie ose creerlo, tras reiteradas protestas.

“Darles menos de beber, que aún no hace tanto calor”. Como bien recomienda el Ministerio de Sanidad cada año en referencia a los colectivos con riesgo de deshidratación cuando se acercan las altas temperaturas: mantenerse bien hidratado, pues entre otras cosas previene la aparición de úlceras en la piel.

“Ponerles un obturador anal”. En palabras menos técnicas podríamos definirlo como insertarles un tapón en el culo. Mi compañera DUE de la residencia reconoció con la mayor de los humildades que en la vida había escuchado que tan grueso remedio existiera o fuera a tomarse en consideración.

Por mi parte puedo compartir con el respetable que ando bastante preocupado por esta situación, ya que llevo cagándome en toda esta gentuza desde hace muchos meses y ahora resulta que sólo voy a poder hacerlo dos veces diarias y una por la noche. Voy a ver si convenzo a mi médico de cabecera para que me recete algún medicamento -creo que vota a Podemos- porque si he de basarme en la frecuencia con la que me cago en toda su nación algo de incontinencia seguro que tengo.

Anuncios

Acerca de Rafa Poverello

Más allá de la falsedad del nombre, pues no soy pobre ni aunque quisiera en virtud del bagaje socio-cultural del que me es imposible escabullirme, mi espíritu anda de su lado, no porque sean buenos, sino porque se les trata injustamente.
Esta entrada fue publicada en Mis reclamos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Obturador anal

  1. Anónimo dijo:

    ,

    Me gusta

  2. Me río por no llorar. Una vez más apoyo tus palabras.

    Me gusta

  3. Poverello dijo:

    ¿También tienes incontinencia?Pues ya somos legión.

    Me gusta

  4. Krust dijo:

    No tenía ni idea de esta reducción, otro tijeretazo de nada que clavar a la espalda del más indefenso contribuyente. Total, si dicen que ahora la gente vive más tiempo ¿Qué tal si les recortamos una miaja la calidad de vida? A muchos de los que toman estas decisiones también les llegará el momento de envejecer; ya te digo yo que ni puta idea tienen de lo durísimo que es un Alzheimer por ejemplo, aunque ellos tendrán el culito seco 24 horas durante el resto de sus días… poco cariño tendrán a su alrededor capaz de soportar el hedor que desprenden semejantes almas desaprensivas, eso también te lo digo, aunque no represente un consuelo para mí…Ni investigan esta enfermedad, porque no les interesa, ni inventan un sustitutorio a la celulosa del absorbente o al poliocrilato de sodio para que resulte no sólo más barato sino GRATIS (que es como debería ser PARA TODO EL MUNDO) ni ná de ná… y la nave va tirando con toda la evolución humana a bordo. ¿Qué te parece?, ¿Humana he dicho? Bah!

    Me gusta

  5. Joder, qué cabrones son, es increíble. Las personas les importan menos que nada, es un hecho.

    Me gusta

  6. Poverello dijo:

    Creo que sí que han inventado un sustituto, porque según todos los indicios de varios directores de residencias, para abaratar costes el material de los absorbentes es de peor calidad, pues empapa menos con lo cual a algunos enfermos que jamás habían tenido problemas de úlceras les están apareciendo como si nada.Es realmente desolador. ¿Cómo alguien con corazón puede legislar de esta manera? Y lo peor es que a mí, personalmente, la responsable del centro de salud, me dijo por teléfono tras preguntarle por la medida, que no tenia nada que ver con la crisis, que era una normativa de hace unos diez años (de las que nadie parece tener constancia, eso si).

    Me gusta

  7. Poverello dijo:

    ¡Pobres machos cabríos! Lo que tienen que aguantar por personas así. Si te lo cuenta alguien no te lo crees, vaya.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s